viernes, 4 de enero de 2013

La Química del tupé de Imanol Arias (y II)

Bueno, pues continuamos con nuestra revisión de la historia de los peinados y toda la Química que podemos encontrar en ella. ¿Por dónde íbamos? Ah, sí, habíamos visto hasta el siglo XVIII, ¿seguimos?

Los pelos del siglo XIX

Tras la borrachera de ostentación del estilismo capilar del siglo XVIII, la Revolución Francesa pone en su sitio muchas cosas y una de ellas son los cabellos. Retornan los cabellos sencillos, con caídas más naturales y atados con cintas, abandonándose casi por completo las pelucas.


¡Viva la vida! La libertad guiando al pueblo  (1830)
En la primera mitad del siglo XIX predominaron los cabellos desordenados, secos y sin productos químicos., sugiriendo la ansiada libertad individual de la época. Las mujeres llevaban el pelo con rizos en la frente atados con nudos y rodetes.

Carl Friedrich Gauss (1777-1855)
Jane Austen (1775-1817)













Durante la segunda mitad de este siglo y como producto de la época victoriana, el desarrollo tecnológico sugirió volver a complicar los peinados. Surgieron los primeros salones de belleza en los que se ondulaban los cabellos femeninos por la acción térmica de planchas patentadas ex profeso. Los hombres llevaban el pelo muy corto y se aplicaban en él potingues como el aceite de macasar que les servían como fijadores.  Todo este "neo-furor" del estilismo capilar cristalizó en el relanzamiento de  las barberías y en una sensacional carrera industrial que derivó en el invento de las primeras maquinillas de afeitar, los secadores de pelo y diversos productos y pomadas para el pelo.

King Camp Gillette (1855 - 1932)

Los primeros secadores eran así. :O

 Las idas y venidas de los siglos XX y de los primeros años del nuevo milenio. ¡Ah, y el tupé de Imanol Arias!

En cuanto a estilismo capilar, entre 1900 y 2012 han aparecido y tendencias en función de las guerras, corrientes filosóficas y crisis diversas; hubo tiempos durante los que el llevar un peinado u otro eran reflejo de la ideología de cada cual. Pero a partir de los años 2000 podemos considerar que los peinados son producto de la libertad individual sin necesidad de que exista ningún motivo para apostar por un corte de pelo u otro. A estos torbellinos de modas ha contribuido sin duda la insaciable industria de productos para el cabello.


Hans Schwarzkopf lanza en 1903 el primer champú. Un champú no es más que una disolución surfactantes, que son sustancias con una parte hidrófoba (apolar) y otra hidrofíla (polar, como el agua). Al mezclar el champú con el cabello, la parte hidrófoba se adhiere a las moléculas de grasas, que también son hidrófobas, que en él se encuentran (¡recuerda! : "similar disuelve a similar"). Después, el agua arrastra las micelas liberando así el exceso de grasa que había en la cabellera.

Mecanismo de acción de un champú

A los champús se les añade más sustancias químicas en sus formulaciones: aromas, espesantes y otros agentes de dudosa eficacia.

En 1907, Eugène Schueller comienza a fabricar tintes para el cabello. Dos años más tarde funda la "Compañía Francesa de tintes inofensivos para el cabello" , y porque Eugène lo valía, le cambió el nombre a L'Oréal. Muy pronto se convertiría en una de las industrias de cosméticos más poderosa.
El mecanismo de los tintes permanentes es bastante complejo, pero básicamente consiste en:


  1. Proveer el cabello de un medio básico para que se den las condiciones adecuadas de fijación del tinte. Normalmente, esto se hace con amoníaco
  2. Se añade 1,4-diaminobenceno que en condiciones oxidantes forma una diimina. El agente oxidante suele ser agua oxigenada.
3. La diimina reacciona con un agente responsable del color y después se oxida. En el caso de la siguiente imagen, la diimina reacciona con un agente que da una tonalidad azul al cabello.



Además del uso de tintes y champús en los hogares, se generalizó también durante el siglo XX el uso de gominas, espumas y lacas para fijar el peinado. 

El tupé de Imanol Arias

La mayoría de estos productos contienen hidrogeles, polímeros capaces de retener mucha cantidad de agua. Estos polímeros se ionizan (adquieren cargas eléctricas) en medio acuoso en virtud del proceso químico que puedes ver más abajo.

De esta forma, el polímero posee una parte polar, la que está cargada, y otra apolar, la cadena hidrocarbonada. Al aplicar una suspensión del hidrogel sobre el pelo, las partes cargadas de la molécula, al ser del mismo signo, se repelen, y mantienen los cabellos separados. Las partes apolares de la molécula se adhieren a los cabellos forzándolos a adquirir una estructura más o menos rígida.

Así que ya sabes, cada vez que fijas tu peinado realmente estás jugando con la estructura dipolar del agua, la naturaleza del pelo y la ionización de las moléculas poliméricas.




NOTA: Este post se ha hecho con el objetivo de divulgar la Química de los productos capilares a través de la historia. En ningún momento se ha buscado la mofa o injuria a personas. Imanol, amigo, si algo te ha molestado discúlpame, házmelo saber para que lo edite y que sepas que he redactado esta entrada con mucho cariño.

Esta entrada participa en el  X Carnaval de la Tecnología que hospeda en el blog la Caja de Ciencia de @lualnu10

Esta entrada participa en el XIX Carnaval de Biología organizado por @MyRB en su blog La fila de atrás.

Esta entrada participa en el XXI Carnaval de Química organizado por @ununcuadio en su blog Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Esta entrada participa en el III Carnaval de Humanidades organizado por @luisccqq en su blog El cuaderno de Calpurnia Tate.

Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Hair
http://thehistoryofthehairsworld.com/
http://en.wikipedia.org/wiki/Hair_conditioner
http://en.wikipedia.org/wiki/Hair_gel

 http://link.springer.com/chapter/10.1007%2F0-306-46915-4_18?LI=true

http://en.wikipedia.org/wiki/Gel#Cationic_polymers
http://www.nuffieldfoundation.org/search/node/hair%20gel
http://www.basf.com/group/corporate/en/news-and-media-relations/podcasts/chemical-reporter/hair-styling-gel
http://www.copperwiki.org/index.php?title=Hair_gel
http://www.targetwoman.com/articles/hair-gel.html
http://www.abc.es/estilo/belleza/20130102/abci-como-conseguir-tupe-imanol-201301021414.html
http://dl.dropbox.com/u/5584680/Tup%C3%A9/1.%20Rantala1999.pdf
http://dl.dropbox.com/u/5584680/Tup%C3%A9/Carbopol%20Aqua%20CC%20Polymer%20The%20Premier%20Cationic%20Compatible%20Rheology%20Modifier%20for%20Low%20pH%20Formulations.pdf
http://dl.dropbox.com/u/5584680/Tup%C3%A9/CFNS%20Experiment%208%20-%20Experiments%20with%20hydrogels%20-%20hair%20gel%20and%20disposable%20nappies.pdf
http://dl.dropbox.com/u/5584680/Tup%C3%A9/The%20influence%20of%20the%20loss%20of%20functional%20body%20hair%20on%20the%20water%20budgets%20of%20early%20hominids.pdf
http://dl.dropbox.com/u/5584680/Tup%C3%A9/TRABAJO_DE_GRADUACI%C3%93N.pdf

9 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Impresionada..., ¡gracias! No sabía que el cuidado del pelo estuviera relacionado con las corrientes filosóficas e ideológicas...
¡Qué miedo da el primer secador, jaja! Ya me gustan poco..., pero seguro que en esa época menos aún.
Por cierto, "semejante disuleve a semejante", ¡no siempre! jaja, es una de las frases hechas que nos hicieron abandonar el primer año de carrera :)

Jordiet dijo...

Estoy seguro que Imanol no se sentiría ofendido si lo leyera, aunque por otro lado tampoco creo que lo lea... pero sería un puntazo que entrara a comentar, ¿no?, ¿tiene Twitter?, ¿soy malo? xDDD

Ismael Díaz dijo...

Increíble, Luis, me ha encantado. No sabes cuánto he aprendido con estos dos post...

Historia, química, tecnología... y la duda que retiene todo el mundo: el pelo de Imanol.

Pues nada, se lo voy a enseñar a mi madre ahora mismo, que le gustan estas cosas (aunque no entienda nada xDD).

Un saludo,
Roskiencia.

Luis dijo...

Uuq, mil gracias por comentar, como siempre. Y aunque tienes razón en que la regla "semejante disuelve a semejante" tiene excepciones, creo que para el propósito divulgativo de esta entrada es adecuado utilizar esta norma. De todas formas, podría ser muuuuuuuuuuy interesante crear un post sobre esa regla y sus excepciones, ¿verdad? :D

Jordiet, ya está todo hablado con Imanol; no hay problema :p

Ismael, me encanta que te encante. Sabes que somos varios los que te seguimos la pista.

Saludos a todos-todos.

Margarita dijo...

"La química" ha perfeccionado los tintes, que antaño producían tantas alergias.....un 10 para la ciencia y la innovación....

Y un 10 al inventor de las planchas!!!! (en la época victoriana), muy útiles y muy de moda.

La química nos pone "guapos".


Muy interesante, gracias.

Luis Moreno Martínez dijo...

¡Enhorabuena tocayo!

De verdad, me han encantado ambos posts. Una mezcla divertida, interesante y didáctica de Química, sociedad, Historia... ¡Excelente!

He disfrutado y aprendido mucho leyendo los posts y estoy seguro que todos los lectores opinarán igual que yo.

De nuevo, muchas felicidades de mi parte y de parte de la señorita Tate y muchísimas gracias por tu doble participación en el Carnaval de Humanidades.

Lo has conseguido, has demostrado que la Ciencia es cultura. :)

Un abrazo

Luis dijo...

Gracias, me lo pasé muy bien redactando la entrada y me alegra que sirva para el Carnaval de Humanidades y para demostrar que la Ciencia es cultura. :))

Amara dijo...

Comparto lo que ya te han dicho: un post muy completo, elaborado, interesante y didáctico. Me ha encantado!

Luis dijo...

Gracias a ti por estar ahí y manifestarte ;)

Publicar un comentario en la entrada