domingo, 10 de febrero de 2013

Los esenciales


Los aceites esenciales son mezclas de compuestos caracterizados por su elevada volatilidad, hidrofóbicos y muy poco densos. Poseen un intenso aroma que recuerda a la planta (o al extracto de origen animal) de la que se ha obtenido; podemos así encontrar aceite esencial de lavanda, de romero, de naranja, ...

La composición de los aceites esenciales presenta como regularidad que suelen contener dos o tres compuestos mayoritarios que pertenecen a las familias de los terpenos y de los terpenoides. Los terpenos y terpenoides son una clase de compuestos orgánicos derivados del isopreno que cumplen con importantes funciones biológicas como insecticidas, como hormonas y como elementos estructurales.

Isopreno (2-metil-1,3-butadieno)

Si los terpenos y los terpenoides son los componentes mayoritarios de los aceites esenciales, los compuestos aromáticos son los minoritarios y suelen ser los responsables del olor de cada aceite esencial.

Componentes de los aceites esenciales

Las funciones de los componentes de los aceites esenciales son muchas y variadas, pero tienen mucho que ver con mecanismos de defensa de las plantas.


Los aceites esenciales han demostrado ser poderosos agentes citotóxicos gracias a su lipofilia (facilidad para disolverse en lípidos), lo que les permite traspasar las membranas plasmáticas con relativa facilidad. Es así como muchas plantas logran combatir la invasión por parte de organismos patógenos. 



Una sustancia fototóxica es aquella que se convierte en tóxica cuando se expone a la luz. La fototoxicidad de los componentes de los aceites esenciales no está todavía del todo entendida, pero parece que funciona mediante la formación de radicales capaces de dañar el material genético en los individuos colonizadores de la planta.


Se ha encontrado, por ejemplo, que el aceite esencial de la hierbabuena es capaz de inducir mutaciones en la mosca de la fruta. También se han relatado casos en los que la exposición a determinados aceites esenciales conducen a daños mitocondriales.



Estas propiedades biológicas de los aceites esenciales los convierten en grandes antisépticos y constituyen una de las razones por las que los seres humanos han venido usándolos desde los tiempos más antiguos. Además, parece que los aceites esenciales poseen propiedades anticarcinogénicas. 

Los aceites esenciales suelen ofrecer el aroma del extracto originario en una forma muy concentrada. Así, el aceite esencial del clavo huele de la misma manera que esta especie, sólo que lo hace de una forma muy intensa. La obtención de aceites esenciales ha permitido el avance de las técnicas químicas y constituye una verdadera industria. Si has visto o leído "El perfume" podrás hacerte una idea de cómo la obtención de los aceites esenciales ha colaborado en el desarrollo de la Química como ciencia experimental. 


La obtención de aceites esenciales se consigue mediante tres métodos: la destilación por arrastre de vapor, la expresión en frío y la técnica conocida como "enflourage".

En la destilación por arrastre de vapor se hace pasar una corriente de vapor de agua por el material vegetal cuyo aceite esencial se quiere obtener. Como los componentes de los aceites esenciales son bastante volátiles, son arrastrados por la corriente de vapor. La mezcla de vapor de agua y aceite esencial es después enfriada y por decantación se puede separar la fase acuosa del aceite esencial.


Destilación por arrastre de vapor (fuente).
En el siguiente vídeo puedes ver un ejemplo de esta técnica, conocida desde tiempos muy remotos.




Otras técnicas consisten en el raspado y el exprimido de frutos y semillas. Estas prácticas son aconsejables en el caso de aceites esenciales más susceptibles de ser transformados por efecto de la temperatura, como sucede con los aceites de los cítricos.

En el enfleurage se emplean grasas capaces de absorber los aceites esenciales por contacto con la planta. Después, con la ayuda del alcohol se recupera el aceite esencial. En la película "El perfume" puedes ver algún ejemplo.

Para obtener los aceites esenciales también se utiliza la extracción con distintos disolventes, Ya hemos comentado la naturaleza hidrofóbica de los componentes de los aceites esenciales, así que se utilizan disolventes apolares para obtener disoluciones de estos aceites.

Las principales aplicaciones de los aceites esenciales se centran en la industria alimentaria, la de la perfumería y  la de la cosmética. También hay que destacar, gracias a los efectos biológicos que hemos visto más arriba, su uso como productos fitosanitarios.


Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Essential_oil


Esta entrada participa en el XXII Carnaval de la Química alojado en el blog Roskiencia de @ismael_ds



Esta entrada participa en el XXI Carnaval de la Biología alojado en La Enciclopedia Galáctica de @TorjoSagua



2 comentarios:

Ismael Díaz dijo...

Muy bueno Luis. Me ha gustado mucho como nos describes todo el tema este de los aceites esenciales, sus propiedades, su obtención...

Un saludo ;)

Luis dijo...

Muchas gracias, Ismael, siempre estás ahí y eso reconforta.

Por cierto, me lo estoy pasando bomba con tu carnaval. Ya tengo otra entrada preparada :D

Publicar un comentario