lunes, 18 de marzo de 2013

No tomes suplementos, come lombrices


- Uy, qué mal aspecto tienes y qué delgado te veo. ¿Por qué no tomas unas vitaminas?
- No te preocupes, ya como lombrices.

Puede que esta conversación te resulte extraña, pero si lees toda la entrada entenderás a qué viene. Aunque se debe recordar que tomar suplementos nutricionales sin la supervisión de un médico es muy peligroso, hoy en molesybits vamos a hablar de un suplemento muy especial: la harina de lombriz.


Las lombrices son animales invertebrados de tipo anélido que suelen vivir en el suelo a profundidades de hasta 2 metros, aunque por las noches pueden salir a la superficie.

Lombriz de tierra
Miden entre 9 y 30 cm de largo, tienen una masa que como máximo ronda los 11 gramos, y su cuerpo está formado por anillos (de ahí el nombre "anélido") con una boca en su extremo. Viven en torno a los cuatro años y son hermafroditas, aunque precisan aparearse para reproducirse y poseen respiración cutánea, un vestigio de su origen acuático.
Estructura de una lombriz (Fuente)
Su sistema muscular consiste en los anillos o segmentos unidos por unas pequeñas cerdas longitudinales que las lombrices utilizan para mover la tierra. El sistema circulatorio de las lombrices consiste en vasos longitudinales y cinco pares de corazones.

Su voracidad es desmedida, puede comer hasta el 90% de su propia masa corporal, aunque su efecto es muy beneficioso porque enriquecen el suelo. Su papel en las redes tróficas es muy importante también por formar parte de la alimentación de muchos animales, especialmente de pájaros, de anfibios y de algunos mamíferos.

La boca de estos animales no posee dientes y se alimenta succionando la tierra a medida que va cavando en ella. Después, excreta el 50 - 60% de la ingesta en forma de un nutriente natural que se conoce como lombricompuesto, humus de lombriz o, en inglés, vermicompost.

Cultivo de lombrices (Fuente)

Hasta ahora, la lumbricultura, se había usado con el fin de obtener abonos, sin embargo una serie de estudios científicos ha revelado el elevado poder nutricional de la harina de lombriz, un alimento preparado a partir de las lombrices congeladas con nitrógeno líquido, desgrasado y posterior molienda. Estas investigaciones se han realizado sobre la especie Eisenia Foetida y las conclusiones generales son:

  • La harina de lombriz contiene un elevado contenido proteico (en torno al 60%) y se ha encontrado en ella todos los aminoácidos esenciales, a excepción de la metionina. 

Por tanto, dado el alto valor nutritivo de la harina de lombriz, se puede utilizar como suplemento alimentario, tanto para animales como para humanos. ¿Y tú? ¿comes lombrices?


Esta entrada participa en el XXII Carnaval de Biología alojado en el blog Consultoría y Educación Ambiental


8 comentarios:

Jorge Alemany dijo...

Tengo una idea y espero que no me la patentes antes que yo porque suena muy apetecible: gelatina de harina de lombrices, hummmm, jeje ;-)

Excelente post, sabía que eran buenas para la salud del terreno, pero que lo del niño comelombrices fuera bueno... ni idea :-O

Jorge Alemany dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Reig dijo...

Hombre, pues una paellita (tú que eres experto en hacerlas) con sus lombrices bien frititas debe tener su punto. ;)

Jorge Alemany dijo...

Cachis... ya me has pillado el truco secreto, pero... ¿a que están buenas esas paellas y casi no se nota la tierrecilla de la lombriz? :-P

Jorge Alemany dijo...

Por cierto, para cuándo una de tus archienemigos? Si, si, los alacranes!

Ununcuadio Uuq dijo...

Un poco fuerte para desayunarme con esto xDD buen post!

Jorge Alemany dijo...

Uuq, va, como si no hubieras pensado en un buen tazón de leche con lombricillas frescas. Lo bueno es que te ahorras el colacao, jaja. Lo siento, hoy estoy muy escatológico :-D

Luis Reig dijo...

Jajajaja, cachondeito que hay con las pobres lombrices.

Gracias a los dos por comentar. :D

Publicar un comentario