domingo, 26 de mayo de 2013

Malotes de la Química: fulminato de mercurio (II)

Una de las series que más me ha impresionado últimamente es Breaking Bad, sus tramas ubicadas en un amplio rango de grises me han cautivado y me tiene muy enganchado. Pero es que, además, la componente química de la serie llama de manera muy poderosa mi atención y aunque en la versión doblada al castellano se han cometido inexplicables errores de traducción - en la serie hablan de de fosfeno como sinónimo de la fosfina, o de ácido hidrofluórico cuando en realidad deberían decir ácido fluorhídrico - hay momentos de la serie que para todo profesional de la Química son imperdibles.

Uno de esos momentos de la serie que han quedado retenidos en mi memoria ha sido el que puedes ver en el siguiente vídeo, en él que el protagonista hace estallar un cristal de fulminato mercúrico con tan sólo estrellarlo contra el suelo. 





El fulminato de mercurio (II) es conocido desde principios del siglo XIX y ya fue utilizado por Alfred Nobel como detonante para la dinamita. Pese a que se conoce desde hace mucho, no fue hasta 2007 cuando se desveló su estructura cristalina y molecular. Desde entonces sabemos que se trata de una sal cuyos cristales están formados por moléculas de Hg(CNO)2, en las que un ion de mercurio (II) está unido a dos grupos fulminato con enlaces carbono - mercurio lineales.

Fuente

Como ves, en los grupos fulminato aparecen cargas sobre los átomos de nitrógeno y de oxígeno.

Fulminato de mercurio (II) (Elaboración propia)

La estructura de un cristal de fulminato de mercurio (II) es ortorrómbica, lo que quiere decir que los  tres ejes son perpendiculares entre sí y tienen longitudes diferentes.
Fuente

Y el aspecto real del fulminato mercúrico es el de la siguiente imagen.

Fulminato de mercurio (II) (Wkipedia)

El fulminato de mercurio (II) es muy sensible a la fricción y al impacto, que causan la detonación inmediata de la sal debido a diversos factores físicos y químicos.

Hg (CNO)2 (s) →  Hg (s) + N2(g)+ 2CO (g)


Para empezar, la estructura del ion fulminato no es estable, debido a la existencia de cargas formales sobre algunos átomos y a los débiles enlaces N - O. Además, un vistazo a los productos nos permite inferir que la descomposición del fulminato será exotérmica, ya que se forman compuestos bastante estables. 

A la inestabilidad del compuesto, hay que sumarle factores físicos como su elevada densidad y su gran sensibilidad al impacto.


Así que tenemos un compuesto que reacciona de forma (muy) exotérmica para dar productos gaseosos (el nitrógeno y el monóxido de carbono). Si a esto le sumamos que la cinética de la reacción anterior es muy rápida, señores y señoras, tenemos la explosión asegurada.




Eso sí, en Breaking Bad se permitieron algunas licencias dramáticas muy alejadas de la realidad. En primer lugar, el aspecto del fulminato de mercurio (II) no tiene nada que ver con el que aparece en la serie. Y en segundo lugar, la explosión del fulminato de mercurio en la serie está "mú exagerá".

Esta entrada participa en el XXV Carnaval de la Química alojado en el blog “ISQCH – Moléculas a reacción”


2 comentarios:

Alberto Gardel dijo...

Muy interesante tu post, me encantan las referencias a series y películas pero además lo has mejorado con tus explicaciones y el video, muy didactico sobre el fulminato de Mg. Un saludo

Luis Reig dijo...

¡Muchas gracias! :)

Publicar un comentario en la entrada